miércoles, 19 de noviembre de 2014

Casa Bloemenwerf en Uccle, Bélgica. 1895 - 1896, Henry Van de Velde

Luisa Fernanda Suárez Parra Cod:31 77 88
Casa Bloemenwerf en Uccle, Bélgica. 1895 - 1896, Henry Van de Velde
"Henry Van de Velde: LA IMPORTANCIA DE PROYECTAR LA PROPIA VIVIENDA"

Con particular claridad, es notable cómo el ejercicio de la mayoría de arquitectos tanto de épocas anteriores como del presente, empieza por trabajos y/o encargos realizados por otras personas, lo que representa en cierta medida una desventaja dado que se desnaturaliza el objetivo primordial de la profesión: el construir para habitar dignamente. Es por esto que debe haber un interés en la generación de un proyecto propio que forme un criterio que permita resolver los problemas que un usuario plantee, por medio de la proyectación de la propia vivienda.
Teniendo en cuenta que la auténtica intención de la arquitectura es “la de conseguir un espacio para la actividad del hombre, … Viene la idea de responsabilidad. No cabe duda de que somos muy responsables de lo que haga la gente, porque el sitio donde trabaja, donde vive, donde duerme y donde realiza sus actividades cotidianas ha de cumplir unas normas para cubrir unas necesidades” (Fray Coello de Portugal, 2005, p.7).
También el arquitecto e ingeniero Vitruvio Polión enfatiza en la conjugación de diferentes áreas del conocimiento por parte del profesional como herramienta infaltable para lograr un desarrollo conveniente del proyecto arquitectónico.

Conviene que sea instruido, hábil en el dibujo, competente en geometría, lector atento de los filósofos, entendido en el arte de la música, documentado en medicina, ilustrado en jurisprudencia y perito en astrología. (Vitruvio, 1997, p.27)
Uno de los profesionales que nos recuerda todo lo anteriormente dicho es el arquitecto belga Henry Van de Velde, nacido en las últimas décadas del siglo XIX, un tiempo en el que confluyen l principio y el final de diferentes sucesos, que influirían durante su vida.
Se origina lo que se podría llamar “un pensamiento y representación artísticos” …
Acompañados por el anhelo de realizarse en la “vida artística” … En Inglaterra, entre
algunos artífices y arquitectos; en Francia, en unos pocos grupos de pintores y poetas; en Alemania y Austria, en pequeños círculos pedagógicos y entre algunos músicos … Se extiende a las artes plásticas, a la arquitectura … A la poesía, la música y la filosofía … Dotada de nuevas proyecciones humanas y sociales. En la atmósfera de esa época se
plasmó la vida de Van de Velde. (Curjel, 1959, p.10)
Luego de ser estudioso en la música, pasa por la pintura y la literatura, lo que le dio la
oportunidad de relacionarse durante el transcurso de su vida con personajes tales como Verlaine, Wilde, Debussy y Monet. Van de Velde obtuvo herramientas intelectuales para así consolidar sus propio “pensamiento artístico” y es así como parte de éste pensamiento se basó principalmente en la idea de concebir un lugar apropiado para la actividad humana a través de la configuración y la representación artística de lo que lo rodea en su propia casa, teniendo en cuenta “casa” como la primera morada del hombre y la que se convierte en génesis de otros usos.

Van de Velde plasma sus objetivos artísticos en nada más y nada menos que su propia casa, “Bloemenwerf” ubicada en Uccle, Bélgica, proyecto en el cual demostró una firme renovación del pensamiento y la ejecución de la estética en contra de la estandarización, que era un elemento que estaba presente en los cánones artísticos de su época, ya que la estética buscaba encajarse en el pensamiento colectivo utilizando las bellas artes como un terreno de práctica en el cual se podía adquirir “un gusto seguro y universalmente válido” (Muthesius, 1914, p. 40). La creencia de Van de Velde acerca del poder de la individualidad del artista, mejor dicho en su capacidad de creación sin la carga de las reglas, era la negación a que se sesgara su proceso creativo y la idea que fortalece la novedad, pero apoyado siempre en la racionalidad.


En el curso de los siglos “lo nuevo” apareció en el terreno de la arquitectura y de las artes industriales cada vez que el espíritu humano, en su intento de satisfacer nuevas
necesidades, recurrió a una meditación lógica y a una aplicación razonada e inteligente de los materiales, herramientas y máquinas que estuvieran a su disposición. (Van de Velde, 1959, p.148)


Éstos ideales, un poco menos desarrollados que aquellos tratados en conferencias y escritos posteriores a la construcción de su vivienda, fueron puestos en práctica por Van de Velde, quien diseñó no solamente su casa, sino todo su diseño interior, incluyendo los objetos y hasta las joyas y vestidos que su esposa usaba dentro de ella. Por consiguiente “una concepción unitaria lo abarcaba todo” (Curjel, 1959, p.12).


Entonces sugiere “buscar para cada elemento formal una justificación objetiva, de orden
funcional dentro de lo posible, o de orden psicológico … en relación con las posturas que el hombre debe adoptar, con las exigencias del trabajo y del descanso, de la tensión o el relajamiento” (Benévolo, 1999, p.330).

Como resultado de todas las influencias anteriores a la proyección de su casa, de los
conocimientos adquiridos a través de su paso por varias de las bellas artes, y sin ser un arquitecto cualificado o totalmente formado, obtuvo como resultado en su morada “una elegancia, depurada de toda imitación, se lograba por reflexión lógica y desde un punto de vista funcional. La sencillez fué el resultado. A la construcción técnica de todas las partes se le dio la misma intensidad que, tanto en conjunto como en detalle, se concedió a la concepción artística” (Curjel, 1959, p.12), porque como diría Aristóteles: “A fuerza de construir bien, se llega a buen arquitecto.


Crear, diseñar y proyectar la propia vivienda es fundamental para el arquitecto de hoy, ya que es un ejercicio en el cual la originalidad, la individualidad y el estilo propio del profesional florecen de manera natural y además genera conciencia de las diferentes barreras que hay que superar y el fortalecimiento del análisis de los problemas que se puedan presentar en su desarrollo, con la meta de incluir armoniosamente al ser humano en la naturaleza; crear una relación entre los dos que sea natural y no que sea impositiva de parte del humano, con las herramientas dadas por el conocimiento del mundo que nos rodea, ya que esto facilita y argumenta ese objetivo primordial.

REFERENCIAS
Benévolo, L. (1999). Historia de la arquitectura moderna
Barcelona, España: Editorial Gustavo Gili.
Fray Coello de Portugal. (2005). La arquitectura, un espacio para el hombre.
Universidad de Navarra. Pamplona, España: T6 Ediciones S.L.
Van de Velde, H. (1959). Hacia un nuevo estilo. Selección de escritos de Van de Velde por Curjel
Buenos Aires, Argentina: Nueva Visión.
Vitruvio, M. (1997). Los diez libros de arquitectura. Recuperado de http://aparejadoresacc.com/
wp-content/uploads/Vitruvio_Polion_Marco.pdf

BIBLIOGRAFÍA
Benévolo, L. (1999). Historia de la arquitectura moderna
Barcelona, España: Editorial Gustavo Gili.
Fray Coello de Portugal. (2005). La arquitectura, un espacio para el hombre.
Universidad de Navarra. Pamplona, España: T6 Ediciones S.L.
Ogata, A. (2002). Art Nouveau and the Social Vision of Modern Living: Belgian Artists in a
European Context.
Journal of Design History [En línea] Vol. 15, No. 4. Disponible en:
h t t p : / / w w w . j s t o r . o r g / d i s c o v e r / 1 0 . 2 3 0 7 / 3 5 2 7 1 0 9 ?
uid=3737808&uid=2129&uid=2&uid=70&uid=4&sid=21103748459171
Van de Velde, H. (1959). Hacia un nuevo estilo. Selección de escritos de Van de Velde por Curjel
Buenos Aires, Argentina: Nueva Visión.
Vitruvio, M. (1997). Los diez libros de arquitectura. Recuperado de http://aparejadoresacc.com/
wp-content/uploads/Vitruvio_Polion_Marco.pdf


IMÁGENES





Figura 1. Localización de la casa “Bloemenwerf” Uccle, Bélgica. Google Earth.

Figura 2. Henry van de Velde en 1908. Foto: Louis Held © Klassik Stiftung Weimar

Figura 3. Casa “Bloemenwerf”. Recuperado de http://www.artnouveau-net.eu/News/
Imagegallery/Citiesimages/tabid/178/galleryType/SlideShow/ItemID/732/AlbumID/16/language/
en-GB/Default.aspx

Figura 4. Maria Sèthe (esposa de Van de Velde) en la casa “Bloemenwerf”. Recuperado de http://docomomo.be/
2013/04/29/nl-programma-korei-vzw-van-de-velde-jaar-2013-bekend/

Figura 5. Silla “Bloemenwerf”. Recuperado de http://www.chairblog.eu/2011/01/21/
bloemenwerf-chair-by-henry-van-de-velde/




1 comentario: