martes, 19 de mayo de 2015

Casa Margaret Esherick, Pennsylvania, Estados Unidos, 1959 – 1961. Louis I. Kahn

Casa Margaret Esherick
Sunrise Lane, Philadelphia, Pennsylvania, Estados Unidos. 1959 – 1961
Louis I. Kahn

Por: Leonardo Murillo Velandia

DESCONOCER LO APRENDIDO

La primera impresión a lo que será un espacio (especialmente una casa), esta dado por su fachada. Durante el transcurso de la vida antes de tener contacto a fondo con el arte en la arquitectura y en nuestra cultura, no solo las viviendas son criticadas a fondo por su exterior, sino de igual forma los seres humanos… por esto me refiero a esa primera impresión que tuve con la Casa Esherick, y lo primero que pasa por la mente es que seguramente es un espacio frío, nada acogedor y sobretodo oscuro; incluso aun en la entrada pues pareciese que se quisiera evitar el acceso en todo momento. Sin embargo la realidad es otra, es contraria a lo que pensaba, pues esta vivienda insinúa en cada espacio lo que es el habitar a confort pleno. Y qué mejor que saber vivir primero solo que en compañía, hacer caso a la frase tradicional de: encontrarse con uno mismo, digo esto ya que la casa fue encargada por una persona, especialmente para un habitar en soledad.

Para empezar a ejemplificar esta acción, necesariamente se  tiene que hacer referencia al Orden, como lo describe Vincent Scully, el cual encontró Kahn para adaptarlo al sentido de la Modernidad, (este sin duda es uno de los primeros aportes que este arquitecto hace a la historia de la arquitectura moderna)  es decir un orden nuevo, ya que el Estilo Internacional, que precisaba en esa época en la que el ejercía su carrera determinaba por decirlo de alguna forma el olvido al pasado, a la tradición y clasicismo arquitectónico, por consiguiente el orden preexistente también se relegaba. Pienso yo que pensó Kahn después de una larga confrontación personal entre sus bases educativas y lo que se vivía en su momento: Bueno, después de tanto mirar, no encuentro mejor orden que las formas, la función y el sentido que tiene cada espacio.

El desarrollar este pensamiento le tomó a Louis Kahn un largo proceso de adaptación, entendimiento, experimentación y confrontación con sus conocimientos esto a razón del estilo Internacional que se imponía en ese momento en confrontación del clasicismo con cuya formación especialmente contaba Kahn, así lo señala Scully: “Formado en la Beaux-Arts, Kahn salió de la escuela de arquitectura… para entrar a un mundo que los alemanes empezaban a dominar… abandonando el lenguaje clásico abrazó  la máxima de la modernidad de que todo tenía que ser reinventado… y probablemente sin mucha lógica” Y fue precisamente este acontecimiento el que le hizo ser la persona que fue y el aporte que histórico a este periodo de cambios drásticos tan complejos.

Para entender un poco a lo que me refiero empezaré describiendo formalmente la vivienda; se puede decir que es una caja muy grande totalmente cerrada, y dentro de ella asimismo se difieren los espacios, como cajas dentro de una caja, esto supone regresar a los principios de la geometría y las figuras básica, a lo ortogonal, al cuadrado, al cubo, sin embargo, que trae esto de aporte a la arquitectura moderna? Al pensar que se regresa al pasado se desarrollan más bien, soluciones a los problemas actuales, y en este caso especifico este tipo de geometría básica es esencial para un modelo estructural de comportamiento adecuado, así al igual que en la arquitectura del renacimiento la estructura se convierte en arquitectura. Son las paredes, esas que tanto critique en un principio las que delimitan y soportan la vivienda. Pero cuando se está por dentro se percibe que esas paredes ya no son tan austeras como parecían y en consecuencias los grandes ventanales que las trasgreden son las que caracterizan y le dan vida a cada especio a través de la luz y la sombra que proyectan estas figuras en estos elementos.

Si, sin lugar la iluminación con la que cuenta el interior de la vivienda sugiere ahora que el habitar en confort que nombre en un principio depende del contacto  que se tenga con el exterior y este solo puede ser dado entre espacios por el juego de sombras e iluminación natural que se pueda dar. No basta con que solo un espacio sea iluminado, uno jerárquico, sino que son todos los espacios allí presentes los que se ordenan en busca de esa luz. Bien, lo dice el propio Kahn en su escrito Silencio y Luz “silencio no significa muy silencioso, es algo que podría definirse como sin luz, sin oscuridad… Volvamos a la luz, la creadora de todas las presencias, es lo que produce un material, y el material está hecho para proyectar una sombra, y la sombra pertenece a la luz” Luz como definidora de espacio que lo dota de carácter y lo caracteriza, como “elemento determinante en la forma arquitectónica”

Ahora, esa especificación responde a una funcionalidad, característica esencial e importante para la arquitectura moderna, por eso es que cada sitio está para lo que “se hace” y es fácil determinar la importancia que cada uno de estos lugares tienen para la persona que lo encargo; la sala siendo el lugar predominante por la doble altura podría evidenciar que el habitar se integra de las relaciones con los otros y por eso la importancia de contar con un espacio especializado para ello… Claro está que no cualquier persona, pues el lugar sugiere cierta línea de tendencia a la cultura del conocimiento y por qué no también a un ambiente familiar muy acogedor.

Esta arquitectura responde no solo a las peticiones de quienes las hacen sino que también propone y responde ante factores naturales y externos que pueden llegar a molestar ese habitar.

Aunque en esa época lo que se hace aparentemente no tiene fundamento, sino más bien responde a la invención de nuevas formas y procesos, en esta casa se puede observar que cada parte fue pensada y justificada en cuanto a su ubicación… si se observa con detalle la zona de aparcamiento vehicular aparece casi invisible a la vista de cualquier persona, inclusive en planos. He aquí el desarrollo de una idea en arquitectura, donde esencialmente se busca mostrar y esconder algo en específico, pienso yo.

A lo largo de toda la vivienda se sigue manteniendo un orden, orden que según Kahn es: “El Orden es Diseñar es dar forma en orden. La forma emerge de un sistema de construcción. El crecimiento es una construcción. Hacer las cosas en orden, es fuerza creativa. Diseñar es el medio dónde, con qué, cuándo, con, cómo”

Continuando con la descripción me refiero ahora al material que se empleó, y comienzo por el que más me llama la atención; la madera de los marcos de ventana en contraste con su vidrio y el concreto de las paredes, estos tres muestran una unidad en cuanto a conjunto, diría que esto es otro aporte al habitar moderno, el  juego con los materiales puesto que cada uno nuevamente tiene un orden, proyecta un tipo de sombra diferente al contacto con la luz, y cumple una función específica para el desarrollo de toda la vivienda. Se trata de glorificar el material sin tratar de cambiarlo.

Pero sin ir más allá y ahondar en una mera descripción,  el habitar de la vida moderna pretende retomar placeres y derechos individuales a tal punto de tratar de encontrarlos todos en un mismo lugar. Puedo imaginarme en las noches trabajando en esa amplia habitación, o tomando el café de la tarde en  uno de sus balcones, o una tarde de visita en la sala y una noche de historias y películas en el jardín… Como digo todos estos imaginarios responden al habitar moderno, donde prima la comodidad y el tiempo de esparcimiento, de aprendizaje ajeno a una escuela o aula de clases. Pareciera entonces que ahora se buscara perfeccionar don de la escala es independiente al número de personas que la habitan, pero dependiente de su grado de confort deseado, de alguna forma se retorna a la vivienda del pasado.

Caracterizando la obra de “mi arquitecto” me ha gustado mucho la forma en que el distribuye el espacio. En muchas partes y libros se evidencia un manejo de espacios servidos y espacios servidores, sin embargo no hay forma de entenderlo mejor que estudiando el dibujo de sus plantas, los cortes en sección y el caminar por este espacio, y aunque no he podido hacer el último de estos lo he logrado hacer a través de las fotografías que se encuentran.

En taller y construcción nos hacen especial énfasis en llevar una secuencia lógica en que se relacionen los espacios. Los baños deberían ser consecutivos si existiesen en varios niveles, las instalaciones sanitarias e hidráulicas suponen un orden dentro de la casa, y todo esto lo veo en esta casa.

La entrada aunque no es muy clara si se enmarca por un camino, el acceso es todo un umbral que requiere tiempo o por lo menos una pausa para marcar el paso de afuera hacia adentro, una vez dentro encuentro un espacio servidor el baño público que se esconde tras sus paredes y que en lógica distributiva logra conservarse como un espacio independiente que no afecta las demás actividades de la casa, tratándose en términos sanitarios. El comedor y la cocina son unidos y separados a la vez aquí un espacio le sirve al otro, pero de la misma forma conservan cada uno su propia identidad y especificación especial (la mayoría de mi vida he visto que los espacios de estar , sala y comedor son uno mismo y lo único que los diferencian son las disposiciones del mobiliario, sin embargo esto se hace posible en la Casa Esherick, tanto en dimensiones como en caracterización y ambientación e iluminación, pes no dejan cada uno de caracterizarse por estas propiedades), finalmente en medio de esta articulación espacial netamente de uso colectivo, se logra crear un espacio totalmente privado, pues la habitación se encierra por fuera y se abre desde su interior al paisaje y demás lugares de la vivienda claro está que esta con sus respectivos espacios de servicio, que una vez más aportan a la idea de confort ya mencionada. “La arquitectura proviene de la construcción de una habitación”
Aunque Louis I. Kahn nunca tuvo un hogar (lugar propio para habitar) propiamente dicho, es decir donde pasar el día a día cada suceso de su vida, y al vivir en una especie de eventual nomadismo, “era un viajero desde el principio” pues desde su infancia habito diferentes viviendas, esto pudo haber hecho eco en su estilo de vida, el estar de un sitio a otro, en constante búsqueda de un lugar fijo, me atrevería a decir que lo que buscaba era responderse esa misma pregunta: ¿Cómo el habitar puede ser cada vez “mejor”? para al final plantearse si ¿es necesario contar con un espacio determinado, único y fijo para lograr su plenitud?

Resulta que en cada lugar que visitemos existe un espacio que nos hará sentir en casa, puede ser una habitación que como mencione antes la arquitectura parte de esta. 

Para él la arquitectura se basa en la construcción reflexiva de los espacios, y eso se ve evidenciado en esta casa, pues cada detalle cada ornamentado es pensado desde los factores que mencione: la luz, su función y su material, por eso esa sensación que tuve antes de conocer la casa, porque no se trata de juzgar solo con lo que vemos sino se trata de habitar para juzgar como vivimos.

  1. (1998). Lois I. Kahn, archive personal drawings. The completely illustrated catalogue of the drawings in the Louis I. Kahn. New York.
  2. (1979). Arquitectura Silence and Light, publicado en On the future of art. New York: The Viking Press.
  3.   KAHN L. (1955). El orden es, Publicado en Perspecta 3, Yale Architectural Journal.Tradución A. Rigotti publicado en Reformulaciones, En la segunda era de la máquina.
  4. New Yorker Films / HBO Documentary. Kahn, Nathaniel. 2003. Película Documental. Mi arquitecto: el viaje de un hijo. Estados Unidos.
  5. Cornoldi, A. (1999). La arquitectura de la vivienda unifamiliar, manual del espacio doméstico. Barcelona: Editorial Gustavo Gili, S.A.
  6. New Yorker Films / HBO Documentary. Kahn, Nathaniel. 2003. Película Documental. Mi arquitecto: el viaje de un hijo. Estados Unidos.

BIBLIOGRAFÍA

(1998). Lois I. Kahn, archive personal drawings. The completely illustrated catalogue of the drawings in the Louis I. Kahn. New York.

(1979). Arquitectura Silence and Light, publicado en On the future of art. New York: The Viking Press.

KAHN L. (1955). El orden es, Publicado en Perspecta 3, Yale Architectural Journal.Tradución A. Rigotti publicado en Reformulaciones, En la segunda era de la máquina.

New Yorker Films / HBO Documentary. Kahn, Nathaniel. 2003. Película Documental. Mi arquitecto: el viaje de un hijo. Estados Unidos.

Cornoldi, A. (1999). La arquitectura de la vivienda unifamiliar, manual del espacio doméstico. Barcelona: Editorial Gustavo Gili, S.A.

Giurgola, R. (1980). Lois I. Kahn. Barcelona: Editorial Gustavo Gili, S.A.

Amo los inicios. Louis I. Kahn en http://proyectandoleyendo.files.wordpress.com/2011/02/amo-los-inicios-louis-i-kahn.pdf

Louis Kahn en: http://louiskahn.es/


Fachada posterior-patio 
Fuente: http://www.ronenbekerman.com/louis-kahns-esherick-house-3d/

Louis I. Kahn – “El arquitecto junto a su creación”
Fuente: http://www.pinterest.com/pin/136304326197097570/

Foto: Caja moderna / Leonardo Murillo Velandia




No hay comentarios:

Publicar un comentario